Inicio -> Sant Antoni de Portmany -> El Municipio

El Municipio

Volver Imprimir



Climatología

Como en el resto de las Pitiusas el clima de Sant Antoni de Portmany es típicamente mediterráneo.

La temperatura media anual ibicenca es de 17'5ºC, pero por zonas se detectan leves variantes: el valle de Portmany tiene una media que supera los 17º y, por el contrario, Santa Agnès de Corona y Sant Mateu d'Albarca, es decir, Es Amunts, se mueven en temperaturas medias de entre 16 y 17º, incluso en la zona del Puig d'en Guillem y Es Camp Vell Campo se oscila entre 14 y 16º.

La amplitud térmica es moderada, de unos 15-16 grados entre el mes más frío (enero) y el más cálido (agosto), ya que los inviernos se caracterizan por tener mínimas muy suaves (en la mayor parte de los años no se dan temperaturas inferiores a 0ºC).
El régimen pluviométrico se caracteriza por alcanzar su mínimo en verano coincidiendo con el momento de temperaturas más elevadas y esto crea un fenómeno de aridez estival. Se llega al nivel máximo de lluvias en otoño y, con menor intensidad, en primavera.

Las precipitaciones medias anuales en la isla están alrededor de los 400 mm, pero las características específicas del relieve de cada zona originan algunas diferencias. En el municipio de Sant Antoni de Portmany, los puntos elevados de Es Amunts tienen una mayor cantidad de lluvia anual (600 mm) y, en cambio, la zona del valle de Sant Antoni tiene un nivel pluviométrico inferior a la media (300 mm).

Geología

Los materiales más antiguos encontrados en las Pitiusas se pueden situar en el mesozoico, concretamente en el triásico (hace entre 223 y 205 millones de años). Tectónicamente, la isla se puede subdividir en tres sectores superpuestos que están orientados de noreste a suroeste: Llentrisca-Rei (al suroeste), Eivissa (sureste) y Albarca (al norte).

Es esta última la que incluye la zona de las actuales parroquias de Sant Mateu y de Santa Agnès y está constituida por materiales originarios del cretáceo (última etapa del mesozoico, hace entre 140 y 65 millones de años) y del mioceno (en el terciario , hace entre 23 y 11 millones de años). La zona meridional del actual municipio de Sant Antoni, es decir, el valle de Portmany, es de origen geológico posterior, ya del cuaternario (desde hace 1'6 millones de años hasta la actualidad) y está constituida por arcillas, arenas y gravas.

Relieve

En la isla podemos distinguir dos zonas de elevaciones importantes, separadas por una zona de depresiones: el conjunto montañoso de la zona sur-occidental (donde se encuentra Sa Talaia, la mayor elevación de la isla, con 476 m) y Es Amunts (nos fijaremos en este sistema montañoso, ya que se encuentra en buena parte en el municipio de Sant Antoni de Portmany).
- Es Amunts: cordillera montañosa que se extiende por el lado norte de la isla desde es cap Nunó hasta sa punta Grossa, ocupando una superficie cercana a las 14.000 ha. Están subdivididos en dos zonas, la noroccidental y la nororiental, separadas por un espacio de elevaciones más suaves en la zona de Sant Miquel. En la zona noroccidental, en tierras de las parroquias de Santa Agnès y de Sant Mateu, destacan las siguientes elevaciones: Es Camp Vell (398 m), el Puig d'en Joan Andreu (392 m) y el Puig d'en Guillem (306 m). La composición caliza de esta zona ha dado lugar a la formación de simas (las más conocido es la des Pouàs) y surgencias de agua como el torrente de Buscastell y depresiones originadas por la infiltración de agua de lluvia que disuelve la roca en Santa Agnès de Corona y de Sant Mateu d'Albarca. Es Amunts transcurren a lo largo de 29 km originando un acantilado estructural (de altura superior a los 50 m).

Entre las zonas de montaña se extienden llanuras (plans, en catalán) aluviales, constituidas con materiales miocénicos y cuaternarios, las más extensas de las cuales son las de Vila, Santa Eulària y Portmany.

- Pla de Portmany: en el lugar llamado sa Creu de Portmany (Sant Rafel), con unos 100 m de altura, se unen las llanuras de Villa y de Portmany, que inclinadas en sentido contrario llegan hasta el nivel de el mar.

Hidrología

a) Aguas superficiales: Actualmente no hay ninguna corriente de agua continua en la isla de Eivissa debido al carácter torrencial de las lluvias (especialmente en otoño, de corta duración, pero muy intensas), al alto nivel de infiltración que permiten los suelos y a la sobreexplotación de los acuíferos, que ha hecho bajar el nivel freático de las aguas subterráneas. Sí que hay, sin embargo, torrentes que por los que corre el agua ocasionalmente.

En el municipio de Sant Antoni los podemos clasificar en dos grupos diferentes:

- Torrentes de Es Amunts: son cortos, pero con una fuerte pendiente y un alto poder erosivo, ya que tienen que salvar un fuerte desnivel. En la parte noroccidental de Es Amunts destaca el torrente de Cala Salada (3'75 km2 de cuenca).

- Torrentes que desembocan en la bahía de Portmany: el más largo (el tercero en extensión de cuenca en Eivissa con 60'87 km2) es el torrente de Buscastell, que recoge el agua de los acuíferos de Es Amunts. Son importantes también el torrente des Regueró (16'12 km2), que conduce las aguas de la vénda de Benimussa hasta el mar y el torrente de Cala Gració (2'07 km2)

b) Aguas subterráneas: la isla tiene en su subsuelo varios acuíferos. Ocupando casi todo nuestro municipio, desde Santa Agnès de Corona, pasando al interior por Buscastell y Forada hasta San Rafael y extendiéndose por todo el pla de Portmany hasta llegar al Port des Torrent, encontramos el acuífero llamado de Sant Antoni. Su sobreexplotación está propiciando la entrada de agua marina y, por tanto, la salinización de las aguas subterráneas, muy especialmente en la zona del pla de Portmany.

Fecha última modificación:



Passeig de la Mar 16. CP 07820 Illes Balears (España)
Teléfono: 971 34 01 11 | Fax: 971 34 41 75
Correo electrónico: ajuntament@santantoni.net